¿Miedo a los carbohidratos?

Los carbohidratos, aunque muchos piensen lo contrario, son de gran importancia para una adecuada alimentación, sobre todo, debido a su aporte energético a nuestro organismo.

Existen dos tipos de carbohidratos: los malos (golosinas, frituras, harinas refinadas y procesadas; por ejemplo bollería, pasteles, galletas) y los buenos (menestras, verduras ricas en almidón, tubérculos, panes y cereales integrales, azúcares naturales como las frutas), estos últimos son esenciales para un buen funcionamiento intestinal, y también un importante combustible para el cerebro y los músculos activos. Es ideal evitar los carbohidratos malos y aumentar la ingesta de los buenos.

¿Qué sucede si no los consumimos?

La mayoría piensa que al no consumir carbohidratos se puede reducir la cantidad de tejido adiposo en el cuerpo, lo cual es cierto pero no tan sencillo como parece. El cuerpo mediante el metabolismo obtiene energía, y si faltan los carbohidratos empezará a utilizar la grasa del tejido adiposo y de las proteínas como energía, produciendo sustancias químicas en nuestro organismo que desequilibran el metabolismo.

Los carbohidratos buenos ayudan al ahorro de proteínas y regulan el metabolismo de las grasas. Es de suma importancia consumirlos en cantidades adecuadas para no descompensar al organismo. Lo recomendado en la dieta es entre un 40% y un 60% de las calorías totales.

Ahora que estás informado…¡piérdele el miedo a los carbohidratos buenos!

comments powered by Disqus