La importancia de las porciones

Una dieta balanceada depende en gran medida del tamaño de las porciones. Es muy importante no excederse. Aprende cómo medir las porciones adecuadas para tus alimentos en la siguiente nota:

En nutrición, una de las palabras claves es “porción”. Pero no mucha gente sabe cuál es el tamaño de las porciones de comida que son saludables. Empieza por darte a una idea de cuáles son los tamaños adecuados de una porción. Si se te dificulta medir porque no tienes los instrumentos para hacerlo, usa analogías visuales. Por ejemplo:

  • Una porción de pasta o cereal (1/2 taza) es equivalente a una pelota de béisbol.
  • Una porción de pescado (3 onzas / 85 gr) equivale a una baraja de cartas.
  • Una porción de frutas (1/2 taza) equivale a una pelota de tenis.
  • Una porción de mantequilla (1 cucharadita) equivale a un dado.
  • Una porción de papa al horno o camote equivale al mouse o ratón de tu computadora.
  • Una porción de helado (1/2 taza) equivale a un bombillo o foco.

Con estas analogías puedes ir aprendiendo poco a poco a medir la porción de lo que comes. Si te encanta cocinar o salir a cenar, siempre debes tener el tamaño de las porciones en mente. Sigue algunos de estos consejos para que no te pases de la porción recomendada para llevar una dieta saludable.

• En lugar de servir la comida en la mesa, hazlo en la cocina. Así, si te dan ganas de repetir, no tendrás la comida tan al alcance y lo pensarás dos veces.
• Si estás comiendo comida que viene en una caja, no la comas así. Sírvete una porción en un plato y aparta la caja.
• A la hora de comer tu bocadillo favorito, opta por comprar los que vienen en porciones individuales.
• Come en un plato más pequeño. Así parecerá que estás comiendo más cuando en realidad estás respetando las porciones. Sí, es un efecto psicológico, pero ¡ayuda!
• Cuando comas fuera de casa, planea de antemano comerte solo la mitad del plato que ordenes o puedes compartirlo con alguien más.
• Tómate el tiempo de saborear la comida, ver sus colores, olerla y masticarla despacio. Entre un bocado y otro puedes hablar con tu pareja, familia o quienes te acompañen en la mesa y así podrás saborear, disfrutar y registrar más claramente cuándo ya estés satisfecho.

Respetando las porciones indicadas de los alimentos podrás aprender a comer mejor y llevar una dieta balanceada, mientras disfrutas de una variedad de alimentos deliciosos.

Fuente: Vida y Salud

comments powered by Disqus