Consecuencias del exceso de sal

La sal consumida en exceso es una de las principales causas de la hipertensión arterial.  Esto causa que las arterias, que transportan la sangre por el organismo, pierdan elasticidad y se tornen más rígidas, haciendo difícil el trabajo del corazón y los riñones. La hipertensión arterial es la principal causa de ictus y una de las más importantes de infartos, que son dos de los motivos más frecuentes de muerte y de discapacidad en nuestra sociedad.

Consecuencias para la salud

Dificulta la función de los riñones: El sistema renal es fundamental para la salud, ya que lleva a cabo la labor de filtrar y depurar la sangre. Esta función de filtrado se perjudica por el exceso de sal, la cual predispone también la formación de cálculos renales.

Disminuye la cantidad de calcio: El consumo de sal es el factor más importante para la eliminación de sodio por la orina, cuanto más sodio se elimina, también se elimina más calcio, lo que hace que se disminuya la cantidad de calcio en los huesos y que haya mayor tendencia a la osteoporosis.

Retención de líquidos: Provoca que se produzca en el cuerpo una retención de líquidos, lo cual empeora el funcionamiento de los riñones, corazón e hígado y también genera edema e hinchazón de las piernas y los tobillos.

Según los datos, 1,6 millones de muertes al año se deben a un consumo excesivo de sodio. En concreto: “Uno de cada diez fallecimientos debidos a causas cardiovasculares pueden atribuirse a un consumo de sodio superior a los dos gramos diarios”, señalan los autores de esta investigación en las páginas de la revista New England Journal of Medicine.

Fuente:  El Mundo 

comments powered by Disqus