El pescado congelado y sus mitos

Es bastante común escuchar que el pescado congelado no es igual, que pierde la mayoría de sus propiedades cuando pasa por un proceso de congelación. Sin embargo, ¿es esto real?

La respuesta es no. La congelación, en concreto, supone la pérdida de algunas de las cualidades de los alimentos. No obstante, si el proceso se realiza de manera adecuada, estas pérdidas son mínimas y apenas se notan. Es importante ser muy respetuosos con el mantenimiento de la cadena de frío, ya que si se producen bajadas y subidas de temperatura las bacterias podrían crecer en intervalos de tiempo.

La congelación solamente es un proceso de conservación que permite aumentar la vida útil de los alimentos. Esto quiere decir que si el pescado ha sido congelado de manera adecuada, posee las mismas cualidades nutritivas que uno fresco. Así pues, los alimentos congelados de manera segura no tienen nada que envidiar a los frescos.

Además, el pescado congelado ofrece un beneficio adicional al fresco: durante el proceso de congelación se consigue eliminar organismos que pueden producir alergias o alteraciones digestivas. En el caso del Anisakis Simplex, un parásito presente en el pescado crudo, requiere congelación o cocción para poder eliminarlo.

comments powered by Disqus