El omega 3 y el desarrollo de los ojos de los bebés

Es imprescindible que las mujeres embarazadas tengan una dieta rica en omega 3 si desean asegurar el óptimo desarrollo de los ojos de sus bebés; pues según el proyecto conjunto de la Universidad del Estado de Oregón, Universidad Cornell, las universidades de California, Delaware, Florida y Rhole Island, y la Community Seafood Initiative, uno de los beneficios más importantes para la salud vinculados al omega 3 (EPA y DHA) de los alimentos marinos es su contribución a la visión aguda y al desarrollo de los ojos de los bebés.

Los ácidos grasos omega 3 y omega 6 son esenciales; es decir, el organismo humano no los puede producir. Los omega 3 están presentes en todas las células del organismo, pero hay una gran concentración a nivel cerebral y ocular, por este motivo, es necesario que el bebé reciba, a través de la madre, la cantidad de estas grasas a diario para que el cerebro se nutra de ellas, ya que forman parte de la masa cerebral. Un déficit de omega 3 podría derivar en una deficiente evolución visual y cognitiva.

Así pues, el consumo de pescado no solo ayuda a proporcionar el omega 3 necesario tanto para la madre como para el bebé, sino que es una fuente saludable de vitaminas, minerales y proteínas.

comments powered by Disqus